CONSEJOS PARA LA BUENA CONSERVACION DEL VINO EN...

CONSEJOS PARA LA BUENA CONSERVACION DEL VINO EN CASA

En ESENCIA WINES, como buenos amantes de los vinos sabemos que, para disfrutarlos en su plenitud, hay una serie de cosas a tener en cuenta: maridajes, temperaturas, conservación del vino, cómo servirlo… y, definitivamente, el tiempo que media entre la adquisición y el consumo también es importante.

Todo consumidor sabe que, poner un poco de mimo y cuidado en la conservación del vino es primordial para poder exprimir todo su potencial.

Trucos de ESENCIA WINES para la correcta conservación del vino que son válidos para todas las variedades:

– El corcho ha de mantenerse húmedo, así que lo idóneo es que las botellas se almacenen tumbadas.

– Es importante preservar las botellas de la luz directa, especialmente de la luz solar, que puede producir reacciones químicas que estropeen el vino. Lo ideal sería mantenerlo en un lugar oscuro.

– El tiempo de almacenaje es relativo y dependerá también del tipo de uva, pero por norma general, se considera que tanto los blancos sin barrica como los tintos jóvenes y los rosados son para consumirlos en el lapso del siguiente año; mientras que los espumosos y los cavas pueden aguantar bien durante dos años. Para las crianzas, el tiempo oscila entre los tres y los cinco años; y en el caso de la reserva entre siete y diez, ( siempre tomando la referencia de la añada que indica en la etiqueta)

– La humedad perfecta oscila entre el 65% y el 80%. Esto favorece que el corcho se mantenga en las condiciones más ideales. Cabe reseñar que el corcho natural ofrece mucho mejor resultado que otros sistemas, como los tapones de silicona, pues permite la oxigenación adecuada. Si no contamos con un armario climatizado para la conservación del vino, en el que podemos ajustar la humedad, podemos intentar controlarla con humidificadores, pero es importante que tengamos presente que demasiada humedad puede estropear el corcho y, por ende, el vino.

– La temperatura ha de ser constante, sin cambios bruscos que podrían afectar a la calidad de nuestro vino. Eso es lo fundamental: la estabilidad. Aunque la temperatura adecuada para la conservación del vino puede variar según la variedad, es preferible mantenerlos todos en un baremo de 14ºC a 16ºC si no tenemos la opción de asegurar que podemos mantener una temperatura uniforme y sin oscilaciones. En caso de que sí podamos acondicionar diferentes temperaturas, asegurando la estabilidad de cada una de ellas, o dispongamos de un armario climatizado, los blancos jóvenes y los espumosos pueden mantenerse en torno a los 8ºC, mientras que los blancos criados en barrica, los espumosos gran reserva y los tintos ligeros como algunos Jumilla se mantienen mejor en torno a unos 10ºC – 12ºC. Para el vino de Jumilla de crianza o reserva, lo ideal es una temperatura que oscile entre los 14ºC y los 16ºC.

En Esencia Wines te ofrecemos visitar nuestro Museo del Vino Hacienda del Carche - Casa de la la Ermita y empaparte de todo lo que hay que saber sobre el vino.